Que ver y hacer en Nepal

Qué ver y hacer en Katmandú (Nepal).7 lugares imprescindibles

Si quieres saber qué ver y hacer en Katmandú, durante tu viaje por Nepal, este post te será de gran ayuda. Nosotros hicimos este viaje con nuestros hijos y quedamos maravillados por la increíble mezcla de paisajes, templos e intensas experiencias. Te las cuento con todo detalle en nuestro post sobre qué ver en Nepal. Sin embargo en estas líneas, quiero centrarme en el valle de Katmandú, y sus tres localidades principales: Katmandú, Patán y Bhaktapur, ya que entre las 3 acogen ni más ni menos que 7 conjuntos monumentales declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Que ver en Nepal con niños

Pero el Valle de Katmandú no es sólo un montón de espectaculares conjuntos monumentales. Situado a casi 1.400 metros de altitud y rodeado por el Himalaya, ofrece paisajes tanto o más asombrosos que sus monumentos. Sus pequeñas aldeas de cultura Newar (población indígena del valle de Katmandú) mezcladas con las creencias y tradiciones adoptadas del budismo e hinduismo en armoniosa convivencia, supone una asombrosa mezcla de contrastes.

A continuación detallo los que son, en mi opinión, los lugares más destacados que ver en Katmandú y su valle:

Para poder ver toda esta zona de Nepal, necesitarás al menos entre 2 y 5 noches. Pero si además, quieres conocer el resto de lugares más emblemáticos del país, yo aconsejo que le sumes mínimo otras 5 noches. En total para ver todo el país necesitarías unas 2 semanas. Si además quieres hacer un trekking tendrás que considerar alguno más.


Qué ver en la la Plaza Durbar de Katmandú y alrededores

Katmandú es sin duda la puerta de entrada del turismo en Nepal. Con su cercano aeropuerto, apenas a 6 kilómetros del centro de la ciudad, Katmandú no solo predomina por su ingente cantidad de monumentos, sino que constituye la base ideal desde donde explorar la mayoría de lugares destacados que se pueden ver en el valle de Katmandú, Nepal.

Las 3 ciudades más importantes de valle, Bhaktapur, Patan y Katmandú, fueron en su día reinos independientes que competían en riqueza y poder, ya que no fue hasta el siglo XVIII cuando estos reinos se unificaron bajo la dinastía Shah. Así pues, en cada una de estas ciudades podemos encontrar una plaza real o Plaza Durbar, que compite arquitectónicamente con las demás. Es donde se ubica el palacio real y donde suelen encontrarse los templos más importantes. Su belleza quedó reconocida por UNESCO al incluirlas dentro de los conjuntos monumentales del valle de Katmandú, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1979.

De las 3 plazas Durbar, la de Katmandú es las más grande. El complejo incluye 3 plazas interconectadas, y en sus alrededores alberga más de 60 templos y santuarios, aunque algunos de ellos han quedado reducidos a escombros por el terremoto del 2015 que afectó particularmente a esta parte de la ciudad. Aún así, sigue constituyendo un importante ejemplo de arquitectura medieval newar.

Sería imposible mencionar todos todos los templos que podrás ver dando un simple paseo por la Plaza Durbar de Katmandú, en Nepal, pero algunos de los más destacados son:

-Santuario Ashok Binayak: Pequeño y con rejas doradas. Está dedicado a a Ganesha y es uno de los más importantes del valle

– Templo de Shiva-Pavarti: Desde el que Shiva y Pavarti observan la vida por su ventana (foto abajo)

– Templo de Jagannath: famoso por su decoración que incluye tallas de figuras eróticas Kala Bhairab (o Bhairab negro): Que representa a la encarnación más aterradora de Shiva (foto abajo)

-Templo de Taleju: Dedicado a la diosa Taleju Bhawani, la diosa real durante la dinastía Malla

Templo de Shiva Pavarti en Katmandú
Kala Bhairab (o Bhairab negro) en Katmandú

Además, en la plaza también destaca el Palacio Real (o Hanuman Dhoka). Llamado así por la puerta de entrada (Dhoka), custodiada por Hanuman, el dios mono. En realidad se trata de un complejo de palacios construidos en distintas épocas por las diversas dinastías de reyes que lo han habitado. Llegó a tener hasta 35 patios, pero el terremoto de 1934 los redujo a 10. También alberga un museo al que merece la pena hacer una visita.

Además de los puntos de interés arriba mencionados, cabe resaltar el Kumari Bahal. Palacio donde habita la diosa viviente de Katmandú. La Kumari es una niña venerada por los hinduistas y budistas nepalís, como la reencarnación de la diosa Taleju. Para verla hay que esperar a que se asome por la ventana del patio (foto abajo), entre las 09:00h y las 11:00h, pero no se la puede fotografiar.

Aunque la mayoría de monumentos más importantes que ver en Katmandú, Nepal, se encuentran en la Plaza Durbar, los viajeros suelen alojarse en el barrio de Thamel. Este barrio, situado al norte de la plaza, en una zona principalmente peatonal, está repleto de tiendas, restaurantes y hoteles, y se da un aire a la famosa calle Khao San, en Bangkok. Es el lugar perfecto para alojarse ya que por sus calles podrás encontrar todo lo que necesites para hacer que tu estancia en Katmandú (Nepal) sea agradable. Desde compras, hasta tomar algo o reservar una excursión en alguna de sus agencias turísticas. Desde allí podrás hacer el recorrido hasta la Plaza Durbar de Katmandú en unos 15 o 20 minutos andando, o en 5 minutos en ricksaw.

Que hacer en Katmandu

Qué ver en la Estupa de Boudhanath (Katmandú, Nepal)

Esta es sin duda una de las visitas más importantes que debes hacer en Katmandú. Declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, la Estupa de Boudhanath es una de las más grandes del mundo y la más grande e importante de Nepal. Se encuentra a unos 6 kilómetros al este de Katmandú, en la aldea de Boudha, que actualmente acoge una gran comunidad de refugiados tibetanos, desplazados por la ocupación China. Es por tanto uno de los mayores lugares de culto para tibetanos budistas y lamas de Nepal

Estupa de Bouddhanath

La estupa cuenta con una espectacular cúpula blanca coronada por una torre central dorada con «los ojos que todo lo ven» de Buda y donde todos los elementos que la forman tienen algún simbolismo budista. Se construyo en medio de una ruta comercial muy importante, para albergar las reliquias y restos mortales del buda Sakyamuni y es una de las más antiguas de Nepal.

Igual de interesante que la cúpula, es poder observar, o acompañar, a los cientos de monjes con túnicas granates y cabeza rapada que se congregan en el lugar para hacer su «Kora», un ritual de purificación, que consiste en caminar alrededor de la estupa, haciendo girar los molinos de la oración que la rodean, mientras repiten su mantra. Este ritual, que podrás ver y hacer en numerosas ocasiones en Katmandú, constituye una de las experiencias más espirituales en las que sin duda te verás inmerso en tu viaje a Nepal

Por las calles de los alrededores, además, se encuentran varios monasterios que bien merecen la pena ver, si el tiempo lo permite. A nosotros, nos gustó especialmente el Tsamchen Gompa (abajo), con una enorme rueda de la oración, en cuyo interior los monjes nos bendijeron y pusieron la pulsera de hilo rojo como protección y buena suerte. La estupa a su vez, está rodeada de numerosos restaurantes donde tomar algo disfrutando de unas estupendas vistas, así como de tiendas de artesanía y souvenirs.

La Estupa de Boudhanath se puede ver en una excursión de 1 o 2 horas desde Katmandú, pero normalmente se combina con una o varias visitas más, dependiendo de cuantos días tengas para para ver Katmandú, en Nepal. Nosotros preferimos pasar la noche allí para poder disfrutar tranquilamente a última hora de la tarde, cuando la mayoría de turistas ya se han ido y se puede observar a los monjes encendiendo las lámparas de manteca y girando las ruedas alrededor de la estupa.


Qué hacer en el templo de Pashupatinath (Katmandú, Nepal)

Otro de los lugares más interesantes que puedes ver en Katmandú, durante tu viaje a Nepal, es el Templo de Pashpatinath. A unos 5 kilómetros hacia el este de Katmandú y muy cerca de Boudhanath se encuentra el templo hinduista más importante de Nepal, también declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Pashupatinath en Nepal

Está dedicado al dios Shiva en su forma de «Pashupati», el señor de las bestias, y se encuentra a orillas del río Bagmati. Este río es un afluente del sagrado Ganges en la India, que tiene un enorme simbolismo para la religión hinduista. Su importancia en Nepal, es equiparable a la importancia del Ganges en la india y de igual manera, en sus orillas se celebran rituales de cremación para los fallecidos. Es por tanto el principal centro de peregrinación hinduista del país.

Aunque no se permite la entrada al templo principal, a los no hinduistas, se puede caminar por la orilla del río y observar las cremaciones que se llevan a cabo en los distintos «ghats» a la vista de todo el mundo. Además de las cremaciones, a lo largo del río se suceden diferentes rituales de purificación y es habitual cruzarse con sadhus (santones), vistiendo extravagantes ropajes, con el pelo cubierto por un turbante y la cara pintada de amarillo y rojo, ofreciéndose a los turistas para hacerse fotos a cambio de algunas rupias.

Cremación en Pashupatinath, Kathmandu

La zona, está rodeada por numerosos templos y santuarios, que puedes contemplar dando un paseo por lo alrededores. Aunque sin perder de vista donde te encuentras. Nosotros nos sentamos a descansar un rato cerca del río y al momento llegó una ambulancia, sacó a un fallecido y lo dejó en el suelo delante nuestra, mientras toda la familia se arremolinaba alrededor preparando la cremación.

Puedes ver todo el lugar en aproximadamente 1 hora o 2, pero se suele hacer como parte de una excursión desde Katmandú, que incluya alguna visita o visitas más (por ejemplo la Estupa de Boudahanath o el Templo de Swayambhunath). Para llegar hasta allí desde Katmandú se puede coger un taxi por unas 500 rupias, o se puede llegar andando desde la Estupa de Boudhanath. También puedes alojarte por los alrededores, pero no lo recomiendo, a no ser que sea por la cercanía al aeropuerto.


Qué ver en Swayambhunath (Katmandú, Nepal)

Otra de las visitas imprescindibles que hacer en Katmandú, y en Nepal, es Swayambhunath, también llamado el Templo de los Monos. Se llama así por la gran cantidad de monos, considerados sagrados, que habitan el templo. Junto con la Estupa de Boudhanath, Swayambhunath es considerado uno de los templos más importantes y antiguos de Nepal. Aunque se trata de un templo budista, el complejo es venerado tanto por budistas como hinduistas, ya que en su interior conviven santuarios, templos y figuras de ambas religiones, en perfecta armonía.

Qué ver en el Templo de los Monos, Katmandu, Nepal

Erigido en lo alto de una colina que según la leyenda surgió espontáneamente, y con una vistas majestuosas de la ciudad, es también otro de los conjuntos monumentales declarados por la UNESCO en 1979. Para acceder a él por la entrada principal hay que subir una escalinata compuesta por hasta 365 escalones, rodeada de frondosos árboles, figuras e inscripciones esculpidas.

Una vez coronada la cina, encontrarás la Estupa de Swayambhumath, arquitectónicamente muy similar a la de Boudhanath, pero más pequeña, y que igualmente engloba todos los elementos simbólicamente importantes para el budismo. Como no podía ser de otro modo, también se encuentra rodeada por los molinillos de la oración que hay que girar en sentido de las agujas del reloj, mientras se repite el mantra «om mani padme hum» (alabada sea la joya del loto).

Que hacer en el templo de los monos, Katmandu, Nepal

Pero el complejo alberga otros puntos de interés como un museo, o un monasterio tibetano. Entre los símbolos hinduistas destaca el Templo de Hariti, la diosa hindú de la viruela y la fertilidad, un perfecto ejemplo de como se entrelazan las dos religiones en la cultura nepalí. Como en otros lugares de culto en Nepal, el lugar está repleto de banderas tibetanas de colores. Son banderas de oración que liberan oraciones cuando son agitadas por el viento, y que verás repetidamente por todo el valle de Katmandú y en Nepal en general

Swayambhunath se encuentra a unos 5 kilómetros hacia el oeste en Katmandú, cerca del barrio de Thamel por lo que se puede llegar en riksaw, en taxi o incluso andando. Se puede recorrer en un par de horas, por lo que puedes combinar esta excursión con la Plaza Durbar de Katmandú por ejemplo, o incluso Pashupatina y la Estupa de Boudhanath, si dispones de pocos días para ver el valle.


Qué ver en Nagarkot, cerca de Katmandú,

Una de las atracciones más importantes que ver en Katmandú y Nepal, son sus vistas del Himalaya. Si tu viaje a Nepal incluye solo el Valle de Katmandú y no vas a visitar Pokhara, entonces es importante que añadas una noche en Nagarkot. Esta localidad, situada a casi 2.200 metros de altitud, es la que mejor vistas al Himalaya ofrece de todo el Valle. Sin embargo, contemplar el paisaje al amanecer o atardecer es la única atracción del lugar, ya que hay poco más que hacer. Se encuentra a 32 kilómetros hacia el este de Katmandú, por lo que puedes pasar la noche aquí, después de visitar la Estupa de Boudhanath y el Templo de Pashupatinath, que se encuentran de camino.

que ver en Nagarkot, en el valle de Katmandu

Además, también importante que consideres la época del año en la que viajas, ya que en verano las montañas suelen estar cubiertas por las nubes. Cuando mejor puede verse el Himalaya es de octubre a diciembre y de marzo a abril. Por otro lado, si durante tu viaje a Nepal, vas a viajar también a Pokhara, no merece la pena desplazarse hasta Nagarkot ya que las vistas desde Sarangot (cerca de Pokhara), o incluso desde el mismo hotel de Pokhara (dependiendo de donde te alojes), son infinitamente más bonitas que desde Nagarkot.

vistas desde Nagarkot, valle de Katmandu

Para que entiendas de primera mano a qué me refiero, te reto a que compares las fotos que sacamos en Nagarkot y que aquí os he incluido, con las fotos que sacamos desde Pokhara y alrededores, y que he incluido en mi post sobre qué ver en Nepal, que puedes consultar aquí. En definitiva, yo solo incluiría Nagarkot, si no visitas Pokhara.


Qué hacer en Bhaktapur (Katmandú, Nepal)

También reconocida por la UNESCO como Conjunto Monumental Patrimonio de la Humanidad y situada a unos 16 kilómetros hacia el sureste de Katmandú, se encuentra esta pequeña cuidad de aspecto medieval repleta de imponentes templos. Por su especial encanto, no sólo nos pareció un lugar imprescindible que ver en Katmandú y su valle, sino que recomendamos experimentar su esencia en profundidad, pasando al menos una noche aquí.

Que ver en Katmandu, Nepal

Antiguamente Bhaktapur dominaba política y económicamente todo Nepal ya que se encontraba en medio de la ruta comercial entre la India y el Tibet. Cuenta con 3 plazas principales y en su época llegó a tener hasta 172 templos y monasterios. En la actualidad, muchos de sus habitantes hablan solo newari y la ciudad parece haberse detenido en alguna época del pasado. Infinitamente más tranquila que Katmandú o Patán, supone el lugar perfecto para caminar y perderse entre sus calles, observando la ajetreada vida de sus habitantes.

Aunque la plaza Durbar, con su puerta dorada, fue en su día la más importante de la cuidad, el terremoto del 2015 ha destruido parte de los templos más valiosos, reduciéndolos a edificios apuntalados o escaleras con imponentes estatuas, que no llevan a ninguna parte. Sin embargo, aunque muchos edificios están en proceso de reconstrucción, aún es notable la majestuosidad del lugar.

A nosotros nos gustó más la Plaza Taumadhi, donde aún erige imponente el Templo de Nyatapola, con sus escaleras vigiladas por enormes estatuas de piedra, de las que se dice que cada una de ellas tiene un poder 10 veces superior a las del nivel anterior. Este es templo más alto de Nepal y está dedicado a Siddhi Laksmi, una de las reencarnaciones de Pavarti, esposa de Shiva. A su vez, el templo de al lado, lo ocupa la reencarnación de Shiva en su forma del destructor bhairab,

Bhaktapur, Katmandu, Nepal
Templo de Nyatapola, Katmandú, Nepal

Otra de las plazas que debes ver en esta cautivadora localidad del valle de Katmandú, en Nepal, es la plaza de los alfareros. Tendrás que callejear un poco para encontrarla, pero merece la pena. Allí podrás ver a los alfareros haciendo vasijas (o intentar hacer alguna, si te atreves), ver como es el proceso de cocción e incluso comprar alguna de recuerdo.


Qué ver en Patan, cerca de Katmandú, Nepal

La ciudad de Patan, también conocida como Lalitpur (su antiguo nombre en sanscrito) es otro de los lugares más importantes que ver en os alrededores de Katmandú. Es la cuidad más poblada de Nepal, después de Katmandú y Pokhara, aunque por su densidad, más bien parece un barrio periférico de la capital. Separadas por el río Bagmati, apenas se diferencia donde acaba una y empieza otra. Incluido también dentro del conjunto de monumentos históricos que forman parte del Patrimonio de la Humanidad, reconocido por la UNESCO, es una de las ciudades budistas más antiguas del mundo.

que ver en Nepal

La ciudad acoge una colección interminable de templos, monasterios, santuarios y otras edificaciones de enorme simbolismo budista e hinduista. Su plaza real, la Plaza Durbar es una espléndida demostración de arquitectura newar y probablemente uno de los lugares con más concentración de templos por metro cuadrado del mundo. Entre los más destacados, encontramos el Templo de Krishna Mandir con sus numerosas columnas de piedra, el Templo de Vishwanath con su pagoda de 2 tejados y elefantes custodiando la puerta, el Templo de Yagannarayan, el más antiguo, o el impresionante Templo Dorado, un poco más al norte.

que ver en Katmandu

Pero además, como en Katmandú y Bhaktapur, en la Plaza Durbar también se encuentra el Palacio Real, que en este caso, es el más antiguo de los 3, y de una enorme importancia arquitectónica. Dentro del Palacio Real podemos destacar 2 de sus patios (chowks) más importantes. El más antiguo, el Mul Chouk, con su Templo de Bidyapith (dorado), y el Sundari Chowk, el más pequeño, con su Tusha Hiti (baño real). En otra sección del palacio se encuentra también el Museo de Patan, de gran interés cultural y cuya entrada se compra en combinación con la entrada a la Plaza Durbar.

Aunque la mayor parte de los templos más importantes se localizan en su Plaza Durbar o alrededores, es recomendable callejear un poco para descubrir el encanto de sus patios y otras edificaciones más escondidas. Hay muchos otros lugares que podríamos destacar, pero una de las visitas más especiales que puedes hacer es a la Kumari Bahal, donde vive la diosa viviente de Patan. También puedes ver a la Kumari en Katmandú, pero la de Patán te recibe para bendecirte y se puede fotografiar.

Nosotros nos alojamos en Patan, pero no estoy segura de que merezca la pena. Por su cercanía es preferible alojarte en el barrio de Thamel de Katmadú por ejemplo, y desplazarte hasta allí en autobús o en taxi. Ya solo el museo merece dedicarle al menos una hora, por lo que yo recomiendo pasar medio día allí y comer en alguno de sus restaurantes.


Como ves, el valle de Katmandú constituye per se un destino absolutamente cautivador. Sin embargo, Nepal tiene mucho más que ofrecer. Si añades algunos días más a tu viaje, podrás ver la ceremonia del agua en Pokhara, hacer un safari por la selva en Chitwan o visitar la cuidad de nacimiento de Buda. Nosotros visitamos todos estos lugares como parte de un viaje a la India y Nepal. En la India alquilamos un vehículo con conductor para todo el viaje, pero en Nepal, por el precio, nos merecía más la pena que incluyesen también el alojamiento e incluso un guía en español.

Si quieres que te hagamos una propuesta, a través de la agencia local con la que hicimos nosotros el viaje, no dejes de consultarnos a través de mi página de contacto, ya que ofrecen precios tremendamente económicos. Espero que hayas disfrutado leyendo lo más impresionante que ver en el valle de Katmandú, en Nepal. Si tienes alguna duda o consulta puedes contactarme.

Recuerda que además, para nuestros lectores ofrecemos un descuento del 5% en vuestro seguro de viaje con Mondo, contratando a través desde este enlace.

Si la información te ha resultado útil, nos ayudaría mucho que compartas nuestro post en tus foros o redes sociales, a través de los botones de compartir que hemos habilitado justo aquí abajo 👇 . También puedes escribirnos un comentario y estaremos encantados de responderte. Si te ha interesado este post, te encantará leer los siguientes:

3 Comentarios
  • Ana
    Posted at 12:09h, 05 mayo Responder

    Un viaje increíble y por lo que veo, los niños lo pasaron muy bien. Se agradece todo tan detallado y bien explicado

  • sandrimulero@gmail.com
    Posted at 12:20h, 05 mayo Responder

    Muchísimas gracias por el post sobre qué ver y hacer en Katmandú (Nepal), tenemos ganas de viajar con nuestros pequeños. Todos los consejos que ofreces nos servirán de ayuda. Mil gracias☺️

    • laura
      Posted at 10:42h, 12 mayo Responder

      Hola Sandra ¡gracias a vosotros por leernos y por el comentario! ponemos mucha ilusión en cada artículo que escribimos y es siempre muy gratificante saber que os gusta y os sirve de ayuda.

Deja un comentario

Share This