Vacaciones con niños

Vacaciones con niños. La gran aventura de viajar.


¿Nunca te has preguntado si planteamos correctamente nuestras vacaciones con niños? Voy a  contarte un secreto sobre nuestra familia, nosotros no somos viajeros. Viajábamos mucho antes de tener hijos, pero cuando llegaron ellos cambió todo. Por una temporada nuestros apasionantes viajes perdieron terreno en favor de las típicas vacaciones con niños en la playa. Luego todo volvió a cambiar.

El pequeño tiene ahora 2 años, y el mayor 5 años. Solemos decidir por consenso como invertir nuestro tiempo de ocio en familia, y algunas decisiones, como qué hacer durante nuestras vacaciones familiares, son bastante peliagudas. Por regla general, mi hijo pequeño apoya cualquier decisión por la que su hermano mayor muestre mucho entusiasmo. Pero el mayor… como algo no le convenza, hay que tener un buen plan B. Así que durante un tiempo nuestras vacaciones con niños fueron más convencionales.

Ahora nuestra vida es mucho mas emocionante. Todo comenzó con la compra de un abrigo que a mi hijo mayor resultó no gustarle nada. Nuestra conversación al respecto fue breve. Traté por todos los medios de encontrar un argumento que pudiera convencerlo, pero cuanto mas hablaba yo, mas se obcecaba él ¡¡ni en broma se pondría eso!! En pocos minutos alcanzamos el modo pataleta y ya no hubo mas que hablar.

Me puse nerviosa… en mi casa que estalle una crisis familiar es cuestión de segundos… tenía que tomar una decisión rápido y actué casi sin pensar. Le dije lo primero que se me pasó por la cabeza, y acabé confesándolo todo. “Es un abrigo para espías en prácticas”, le dije, y ya no hubo marcha atrás. Ese día mi hijo tuvo una revelación que cambió nuestras vidas. En cuanto al abrigo… de un instante a otro pasó a ser su preferido.

Pasó el tiempo. nosotros recordábamos con anhelo nuestros grandes viajes, pero con los niños es complicado. En un alarde de optimismo propusimos viajar a Tailandia como destino para nuestras próximas vacaciones en familia, pero nuestro hijo nos dejó claro que el plan no le convencía: “ir a la otra punta del mundo es un rollo”, contestaba ante cualquier argumento. Pasamos varias semanas intentando convencerlo ¡hicimos uso de nuestros mejores recursos! probamos múltiples y diversas formas de motivarlo, pero ninguna coló, “a la otra punta del mundo ¡ni en broma!!”, insistía siempre. Se nos agotaban las posibilidades… entonces recordé el incidente del abrigo.

Pasaron un par de meses, y mi hijo recibió en casa, un paquete remitido desde una agencia internacional de espías. Contenía un kit de espía completo y una carta escrita en clave, informando sobre una misión súper especial. Misión para la cual debíamos desplazarnos todos nada mas y nada menos que a Tailandia ¡¡Qué casualidad!! También contenía los carnés de espía de toda la familia. Con los carnés en la mano, no nos quedó más remedio que confesar otra vez. Y así fue cómo nuestro hijo descubrió que sus padres jamás habían sido viajeros, sino algo mucho más divertido: ¡súper espías internacionales! Ahora lo entendía todo…

Desde que descubrió que somos agentes especiales, y ahora que él forma parte de nuestro equipo de súper espías, no tenemos ningún problema de consenso familiar respecto a la vacaciones. Nos desplazamos a donde sea preciso cuando recibimos instrucciones sobre una nueva misión internacional ¡Incluso a la otra punta del mundo!. 

Esta confesión cambió nuestras vidas. Para nuestros hijos ahora, cada viaje es una inmensa aventura, y para nosotros, las vacaciones con niños son incluso ¡mas divertidas que cuando viajábamos solos! Nuestros hijos lo pasan pipa, y nosotros estamos encantados de que, por fin, compartan con nosotros nuestra pasión por viajar. No somos una familia viajera, somos una familia de súper agentes secretos completando misiones alrededor del mundo ¿no es genial? Es lo que tiene la maternidad… hay que adaptarse o morir en el intento…

Cuando tenemos hijos, nuestro instinto protector se desboca sin remedio. Cambiamos nuestras vidas para respetar su crianza y, en muchos casos, dejamos de lado nuestros propios intereses en pos de una educación que tome en cuenta sus motivaciones. Sin embargo, una cosa no está reñida con la otra. Encontrar el nexo de unión entre los intereses de toda la familia, es un arduo camino, pero un camino necesario.   A veces basta simplemente con replantearnos las cosas desde otra perspectiva.

Como padres, la familia es sin duda el núcleo mas importante sobre el que giran nuestras vidas. Pero si te gustaba viajar antes de tener hijos, tus vacaciones con niños no deben de ser menos interesantes. Viajar y conocer el mundo es apasionante. Pero viajar en familia, y re-descubrir el mundo desde el punto de vista de tus hijos, es una experiencia inigualable. Nuestros hijos solo tienen una infancia, aprovechemos para convertir nuestros viajes familiares en la aventura mas grande que siempre han soñado.

Si quieres hacerte una idea de los viajes que podemos organizarte, pincha aquí o visita nuestro blog

¿y vosotros? ¿Organizáis vuestras vacaciones con niños pensando principalmente en sus intereses? ¿O habéis descubierto ya el método de incluir en ellas los intereses de toda la familia? ¿también sois súper espías secretos completando misiones alrededor del mundo? ¿o viajáis en busca de una antigua civilización escondida, donde habitan pricesas y dragones?

Puedes dejar tus comentarios un poco mas abajo, pero si te ha gustado este artículo, por favor, no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Gracias!

Vacaciones con niños. La gran aventura de viajar.
4.7 (93.33%) 30 votes
4 Comentarios
  • Sandra
    Posted at 08:16h, 16 junio Responder

    Pues yo te voy a copiar la idea pero dándole una vuelta de tuerca. Gracias por compartir!

    • laura
      Posted at 09:18h, 16 junio Responder

      ¡Claro que sí! La idea es inspiraros en vuestros viajes familiares, ojalá haya cumplido mi objetivo. ¡Muchas gracias por leerme y por tu comentario!

  • beatriz
    Posted at 10:56h, 17 junio Responder

    Que buena idea! Esta clar que si les cuentas la histooria adecuada los peques de 6 a 10 pasaran por el aro…
    Okjala yo tuviera tan buenas ideas 🙂
    Quizas te la copie, aunque soy de viajes pequeños

    • laura
      Posted at 15:19h, 18 junio Responder

      Hola Beatriz, ¡muchas gracias! con un poco de fantasía se puede conseguir ¡cualquier cosa!

Deja un comentario

Share This